Cada parte de mi te extraña,
pero no a ti.

No a tu persona,
sino al sentimiento
que provocabas en mí.

Extraño la intensidad de un amor,
la felicidad de una tristeza.
El vacío de la distancia,
y el premiado gozo de una compañía.

Sonrisas tontas,
secretos mutuos.

Extraño sentirme vivo.
Así, como cuando lo era contigo
Extraño la persona que era
que ya no soy conmigo.

Extraño la luz,
ya este es mi destino.

Author

Apasionado de las artes y tecnología.