Mi más grande deseo, un mundo con más historias.

Escucho música para desconectarme del mundo, para sentirme mejor. Sería genial abrir los ojos y ver un mundo creado por ti, reviviendo historias que te llenen de alegría, vivir hazañas inmemorables junto a personajes únicos.

Muchos creen que es imposible, que no es más que un deseo egoísta, no es así. Ese mundo vive ahí, en tu mente, y aunque parezca locura o delirio lo veo todos los días, allá afuera.

Todos recreamos esos deseos en pequeños instantes, aquellos en los que nos despejamos de toda esta tecnología y empezamos a ver todo a nuestro alrededor de otra manera.

¿Qué tal si el mundo no estaría tan mal cómo pensé?

Nos desconectamos de todo, mediante las redes sociales, dejamos de comunicarnos sólo para ver el mundo desde otra perspectiva, una pantalla es nuestro mayor obstáculo.

Entramos en constante comunicación desde que despertamos, en un mundo monótono completamente oscuro, en donde el resultado final es la soledad de un tuit o la simple esperanza detrás de una luz parpadeante.

No es el mundo perfecto que necesitamos, es sólo una excusa para aceptar nuestra soledad.

Cada persona tiene una gran historia que contar, un pequeño relato que nos brinde la oportunidad de conocer un poco más, y muchos se niega a abrir estos pasajes de su vida, convenciéndose que nadie querría saber sobre ello.

Mi mundo de fantasía no es abrirme paso a un campo de batalla, o navegar en lo profundo del espacio, es conocer la profundidad de estas historias. Porque este mundo es increíble.

Imagino una gran fogata en una noche de verano, personas acampando mientras cuentan sobre sucesos impresionantes con lujo y detalle, permitiéndonos vivir ese momento como si fuera propio, real. Los sentimientos y el carisma de cada uno convirtiendo la experiencia inolvidable.

Despejo mis audífonos, miro la vacía cara de la persona que está a mi lado, le pido me deje pasar y bajo del autobús, en mi mente sólo se refleja una frase:

Bienvenido a este robótico mundo

Author

Apasionado de las artes y tecnología.