Sí, hoy es 14 de Febrero, día del amor, la amistad y también el día en que Pornhub tiene mayor tráfico (regalan premium a todos los usuarios). Pero no vine a hablar sobre lo bonito que es este día, ni cuestionar el porqué estás [email protected], sino tratar un tema que es mucho más importante: el amor propio.

Las inseguridades, el poco amor hacia [email protected] [email protected] son una barrera para que el día de hoy o mañana tengamos cualquier tipo de relación interpersonal con las personas. Te explico…

Si no nos valoramos lo suficiente siempre esperaremos que esa otra persona nos brinde todo el amor que nosotros no podemos darnos.

🙄 «Es que el hace X cosa en vez de estar conmigo»
😡 «No me gusta que ese poco de manes le den likes o comentarios en las fotos de mi novia»
📱 «¿Con quién estará chateando? le revisaré el celular para estar [email protected]»

…son algunas frases que llegas a escuchar en el día a día.

Las relaciones amorosas se fortalecen y viven gracias a la confianza, si se carece de confianza ¿por qué tener un relación?

¿Qué tiene que ver con el amor propio?

Por experiencia puedo decir que la autoestima es parte fundamental para mantener una buena relación. Por muchos años (la mayoría en la adolescencia) sufrí de baja autoestima, punto que me hacía resaltar mis inseguridad y crear problemas donde no había.

Desde celos hasta exigir revisar redes sociales. El combo perfecto de la intranquilidad, tratando de saciar mi sed por querer saber que no la perdería. La relación se volvió tóxica, porque ella empezó a hacer lo mismo, creando un ciclo interminable.

Hay un momento en el que reflexionas y te das cuenta que todo eso es una locura, quien te quiera ser infiel lo hará, así de sencillo, sin importar si le revises el celular o le celes frecuentemente, pasará. El apego a alguien es el egoísmo menos notable, en donde una persona empieza a tratar a otra como un objeto:

«Eres mí@ y de nadie más.»


Amarnos como individuos es la clave para tirar de una vez por todas la tóxica idea de que somos menos. Ese sentimiento de inferioridad nos provoca una ceguera, que no nos permite ver lo mejor en nosotros, y buscamos con desesperación a ese alguien que sí llega a notar lo bueno que somos.

Nos drogamos con su cariño, cada día alimentamos nuestra inseguridad con la caricias y halagos que nos da esa persona especial. Pero entonces insaciablemente buscamos más, que nos de toda su atención, que día a día nos tenga presente, que nos convierta en su todo y «seamos uno», ahí está el problema.

🖐🏻 ¡BASTA!

Si desde un principio tenemos una autoestima ideal podríamos saber que compartimos tiempo con una persona que nos agrada, que ese alguien tiene su vida pero aún así decide compartirla con nosotros.

Ese alguien hacía cosas antes de estar en esta relación y no las hará a un lado sólo para dedicarnos tiempo. Digo, es lindo que alguien te sorprenda o sea [email protected] contigo, pero tampoco debemos exigirle que un cambio.

Es hora de parar esa idea de que las personas (sin importar quien sea) debe caber en el molde que nosotros imponemos, porque no funciona así.

Todos somos individuos distintos, y si ves que alguien no te conviene, lo mejor será seguir adelante, no aferrarte a él/ella como si no hubiera un mañana.

Amarnos no es sólo darnos el valor que merecemos, sino hacer las cosas que amas: como leer, escribir, salir a trotar, darte tiempo a ti [email protected], convivir contigo [email protected] no es sinónimo de soledad, sino de descubrimiento.

Descubrirte es abrir la puerta a la felicidad

Suena muy de cliché pero es la verdad. Recuerdo que cuando terminé mi última relación (que, sorpresa: fue tóxica a morir) me dije que no iba a tener ninguna relación amorosa hasta repararme como persona.

Sentía que estaba roto, las depresiones aumentaron los últimos meses antes de dar fin a esa relación, y me empezó a dar ansiedad. Fue en ese momento que empecé a dedicarme más a la fotografía, haciendo tomas callejeras y descubriendo mi gran pasión por este arte.

Hice más proyectos, me mantuve ocupado haciendo cada cosa que se pasaba por la mente, dedicándome a lo que en verdad quería hacer.

Al principio fue difícil, estar acostumbrado que alguien te diga lo bueno que eres, sabes, el apoyo incondicional y tal, pero yo la verdad quería empezar a decírmelo a mi mismo. Que yo por primera vez me sintiera feliz por mis logros y no necesitara a más nadie para estar con buenos ánimos.

Más de un año tenía que pasar para desintoxicarme, batallar con la depresión (pero que aún sigue la batalla para erradicarla) y sentirme bien conmigo mismo. Y no busco estar con nadie, no tengo esa inquietud por sentir que le gusto a una persona o no (es más, ya no importa), lo único valioso es que me quiero y acepto tal cual como soy:

👏🏻 Que no tengo que recurrir a nadie para saber cuánto valgo
👏🏻 Me miro al espejo y sé que ese que está ahí es alguien decidido, que hará lo necesario para cumplir con sus sueños y cada cosa que se proponga
👏🏻 Me amo, con todo y defectos, porque eso me hace ser quién soy
👏🏻 Sé que si formalizo una relación no tengo la necesidad que me dedique todo su tiempo, al contrario, estaré feliz con sólo saber que me toma en cuenta y me brinda su cariño

Pero no hubiera cambiado si hubiera seguido saltando de relación en relación, porque todo se vuelve un patrón. No se progresa, y el sacrificio, esos días de cólera ya pasaron. Ya puedo decir que me siento bien conmigo mismo y sé quién soy.

Por eso siempre diré: debemos amarnos, para luego buscarnos…

Author

Apasionado de las artes y tecnología.