Han pasado unos días desde que entre varios amantes de la fotografía nos embarcamos en un pequeño viaje a la naturaleza. El principal objetivo: pasarla bien mientras logramos hacer buenas tomas.

Desde semanas atrás le había comentado a Keithy (amante de la fotografía de naturaleza) que fuera la guía en una excursión, y así como en cada historia hay un “pero” en este caso no había contactado a los demás integrantes. Así, después de una eventualidad el sábado pasado (la cancelación de una sesión que tenía agendada) fue que se nos vino la brillante idea de hacer el tour el domingo.

Al recorrido se nos sumó Ian, Gill, siendo Viviana y Carlos los modelos asignados para las tomas.

Personalmente me esperaba algo más leve cuando imaginé el lugar, y es que quienes me conozcan saben que mi fotografía muchas veces son en medios naturales, pero… son lugares accesibles. Este por otro lado para mi fue un reto (no tan enorme, pero sí lo fue).

Para empezar nuestra travesía tuvimos que viajar hasta Los Valles de Algarrobos y luego entrar por un potrero en donde luego de pasar una planicie empezabas a descender. Hay que destacar que una de las bajadas tenía un grado de inclinación bastante pronunciado, tanto que literal yo iba arrastrando el trasero para evitar caerme o dar una pisada en falso.

Al terminar de descender nos encontramos con una quebrada, muy hermosa por cierto, que posteriormente teníamos que atravesar. En el viaje sólo Viviana y yo fuimos los únicos que nos costó pasarlo, más que todo porque estamos fuera de condiciones (terribles para ser honesto).

Muchos no nos conocíamos aún en persona, o sea, compartimos de vez en cuando chats en redes sociales, pero no haber hablado en vivo y todo color. Lo más sorprendente es que la fotografía nos unión, porque todos automáticamente nos llevamos bien. Cada uno compartiendo su experiencia, modos de ver la vida y técnicas para tomar fotos.

Por desgracia en medio de aquella aventura mi cámara se mojó, pero para mi buena suerte hoy aún sirve, así que estoy lejos del peligro y puedo seguir tomando fotos. La sesión la dividí en dos partes, la primera llamada “A Day in The Wild” está disponible, pero “A Breath of My World” sólo la encuentran en mi cuenta de Instagram.

Author

Apasionado de las artes y tecnología.