Era casi la hora de la reunión y yo estaba perdido en el tráfico, como era usual parece que llegaría tarde. Tomé el móvil y le marqué para que estuviera al tanto de mi pronta llegada, un «no te preocupes, yo aún no he llegado» me tranquilizó.

A mi suerte había llegado a tiempo, o algo así. Tras una breve presentación fuimos al grano sobre los temas principales, que en realidad era uno, pero que se desglosaría en un sinfín de posibilidades.

Fue una plática provechosa, en donde se dio cabida a las opiniones y gustos de cada uno. Acompañado de un brownie y gaseosa (tengo combinaciones extrañas) apareció una pregunta:

¿Debes hacer ‘X cosa’ todos los días, no importa el humor o ganas, para ser mejor?

Sí, una pregunta algo larga para ponerla de título, pero desde mi parecer abarca a muchos campos creativos. Déjame explicártelo de esta manera:

Llegar de un terrible día y querer sólo dormir, pero porque te impusiste escribir todos los días a una hora deberás hacerlo, aún cuando no lo deseas.

«Con el duro esfuerzo mejorarás» argumentaba, pero mi mente sólo pensaba algo: cansancio. Cada persona tiene su maña (por decirlo de alguna forma) de aprender o ser mejor, la mía es mediante la relajación. No podría empezar a escribir, dibujar o hacer fotografía si estoy tenso o cansado.

Soy de aquellos que dicen que la creatividad no se impone, sino que viene en pequeño rayos de luz. Por eso muchas veces cuando vas en el metro, estas en la regadera o simplemente te dejas llevar por tus pensamientos es cuando llegan las mejores ideas.

Tal vez una chica que le gustaría aprender a tocar la batería pueda mejorar practicando todos los días, o un joven se convierta en el mejor bailarín al dedicarle mucho tiempo a la semana, pero yo no podría siquiera empezar a escribir si no estoy inspirado, eso es verídico.

🔥 La pasión > obligación por mejorar

Siento que la pasión es disfrazar la obligación por satisfacción, déjame te explico: cuando haces algo que amas no te ves obligado y es por ello que vas mejorando en el camino. Dirás «¿pero no es lo mismo que esta persona te estaba diciendo?» y yo te respondo: no.

Cuando alguien se obliga a mejorar es porque carece de pasión, ya que quiere superarse en ese ámbito, pero lo ve como un peso y no como algo que le genere gozo.

La obligación hace a las personas infelices, y por eso al tiempo terminan dejando aquello que se propusieron. En aspectos que demandan imaginación o creatividad existen los bloqueos, que llenan de estrés y enojo (yo personalmente he pasado por ello).

💡 Lo importante es el resultado, no el método

Como dije al inicio, mantenerme relajado, con la imaginación en alto y las ganas al borde es lo que me motiva a escribir, dibujar o hacer cualquier actividad creativa. Esto no quiere decir que tenga la verdad absoluta, sino más bien es mi perspectiva de la situación.

Lo que sí importa es que cada persona pueda cumplir con su cometido de mejorar, dar siempre lo mejor de sí para perfeccionarse. Si te gustaría dibujar, tocar la guitarra o hacer mejores fotos lo mejor será practicar, pero que tan intensivo sea dependerá de ti. Ajústate a tu propio horario y ciclo, todos somos diferentes.

Personalmente soy una persona muy inquieta, necesito estar haciendo diferentes cosas para no aburrirme. Un día podría estar ilustrando y al otro escribiendo, son dos cosas distintas pero que demandan igual de creatividad.

Aún cuando quieras adquirir cierta habilidad, prométete algo: no te obligues a ser creativo, sólo encuentra la forma de potenciar tu imaginación.

Author

Apasionado de las artes y tecnología.