Por un momento paras la acelerada velocidad de la vida sólo para hacer repaso sobre el pasado. Como si estuvieras en un centro de comercial en pleno apogeo y simplemente te detienes para empezar a ver a todo aquel que pasa a tu lado.

Puedo decir que tuve la fortuna de tener un 2018 muy bueno, pero debo contar un poco más con detalles para que lleguen a tener una idea, y va un poco así:

Erase una vez…

Es broma, no empezaré así.

Inicié el año afligido, tratando de hacer a un lado mi depresión con la fotografía, y logré pasar buenos momentos gracias a esto. 

Pienso que fue la mejor opción, ya que gracias a la fotografía pude conocer muchas personas nuevas. Hicimos varios photowalk, aunque aquí sólo llegué a escribir sobre uno. 

De igual forma, por primera vez en mi vida le metí empeño a mi cuenta de Instagram (que para el año 2017 por mucho tenía 300 seguidores) y pude atraer una gran cantidad de personas (en el momento que escribo esta publicación tengo 2,748)

¿Cómo lo logré? pronto estaré escribiendo un poco de las estrategias de Instagram que hice para multiplicar x10 mi cantidad de seguidores, pero les adelantaré algo: no fue de la noche a la mañana. 

Seguí con Safe Shadow y sobrepasé mi récord de artículos al haber llegado a 250. Pronto borré algunos que vi que no eran relevantes pero ¡¿sabes que son 250 artículos con una media de 400 palabras?!

Sí, mucha escritura.

El año de las colaboraciones

Como me había propuesto mejorar en el mundo de la fotografía empecé a armar proyectos personales. En un principio fueron tomas para experimentar aspectos de iluminación, encuadre o elementos dentro de la foto. Pero fue a lo largo de esta travesía que empecé a hacer fotografía de todo tipo, hasta de desnudos.

Y no crean, también hablaré un poco más de mi experiencia en este mundo, fue un desafío que pude cumplir y a su paso, crear lazos de confianza y amistad con quienes confían y apoyan mi arte.

También, no quisiera seguir sin antes agradecer de forma general a todos y todas las modelos y personas que formaron parte de mis tomas este año. No saben lo bien que se siente saber que apoyan tu visión artística, y más aún que contribuyan con ella.

De igual forma, pude llegar a conocer a otros creativos, intercambiar opiniones y visión sobre su forma de ver el mundo. Fue un año con personas completamente interesantes, que aportan no sólo su arte, sino también positivismo a partir de sus pensamientos o fotografías.

Aprendizaje al máximo

En retrospectiva este año ha sido uno de aprendizaje, ya que pude aprender nuevas estrategias en cuanto a creación de contenido, posicionamiento ya sea en buscadores o en redes sociales.

Si buscas «fotografos panamá» en Google te saldrá una publicación de Safe Shadow como primera opción. Lo mismo pasará con «portadas Spotify» teniendo la tercera posición. Todo esto gracias a una buena optimización del contenido.

Era de las últimas enseñanzas que me hacían falta para lanzar con broche de oro mis servicios, abrir mi empresa y empezar a ayudar empresas a conseguir el éxito en el mundo digital.

Agradezco a todos/as que formaron parte de mi 2018, ya sea que nos sentamos a charlar, intercambiamos mensajes o simplemente eres seguidor. Fue un año estupendo en mi crecimiento personal y profesional, por lo que espero que este nuevo año 2019 pueda brindarnos a todos éxitos, salud y nuevas oportunidades.

Pero cuéntame en los comentarios ¿Qué es lo que más anhelas del 2019?

¡Feliz navidad y próspero año 2019!

Author

Apasionado de las artes y tecnología.