Me da miedo el efecto que ha hecho las redes sociales a las personas. Como nos sumergimos tanto al escrutinio y señalamiento a otras personas. Como «exponer» se ha vuelto pan de cada día.

Es como… termina una relación, el coraje te gana y quieres tener poder sobre esa persona ¿cómo? publicando lo mal que fue esa persona en tu vida «para que los demás se den cuenta».

Ambas partes están mal. No es apoyar a el/la idiota, pero tampoco es tratar de «destruir una reputación» en una red social. La gente está ansiosa por controversia, está pendiente de que 💩 sale a la luz para sentirse bien atacándola. Quieren un objetivo y tú se los das.

Son los tan proclamados «esbirros de la justicia», quienes sientes que te abrazan y apoyan en ese momento tan difícil. La realidad es que más que héroes son mercenarios, sin un sueldo, sin paga atacan a quien cometa el mínimo o máximo error. Hoy será esa persona a la que quieres que ataque, mañana por un simple desliz también serás tu.

¿Somos solidarios por querer que «[email protected] no pase por esa persona»?
¿O simplemente es un ataque de odio disfrazado de excusa?

Lo más probable, es querer tener esa aprobación de «hiciste bien» o «mejor le dejaste». Esa psique enfermizo que nos ha plantado las redes sociales de sentirnos aceptados, que nos den la razón. La idea de «crear comunidad» cuando esa misma comunidad nos destruye. En el fondo everybody is a shitty person.

«Me siento [email protected] porque no me das la razón»

A todos nos han fallado, todos hemos pasado por malos momentos, but keep your shit away us ¿Los cientos de RT y FAV te hacen sentir mejor? ¿Ya recibiste tu dosis de redes sociales del día de hoy?

Ya lo decía Linus Torvalds (creador del kernel Linux), que las redes sociales en realidad son una enfermedad. Estoy comprobando que es así.

Author

Apasionado de las artes y tecnología.