Hola, soy tu presente.

No sé si seré el amor de tu vida,
o si tú serás el mío,
pero no importa ahora,
porque estoy feliz de conocerte.

Venimos de pésimas experiencias,
amamos a quienes no debíamos,
pero no importa ahora,
porque disfrutamos nuestra compañía.

En este valioso tiempo haz tocado mi vida,
he sentido la tibia sensación de tu cuerpo junto al mío,
la relajante y deseosa manera en cómo me besas,
escuchas sin quejas, acompañas sin pedirlo.

Las relaciones son difíciles,
pero convirtamos el reto en una divina aventura,
que el desafío sea endulzado por la adrenalina de amarnos,
por la necesidad de tenernos.

Que los momentos estén repletos de largas charlas,
abrazos cálidos,
besos amorosos,
y miradas tiernas.

Porque el arriesgarnos dará el toque a una nueva unión,
nos dará la sabiduría para seguir con nuestras vidas.

Y no sé si todo sea exitoso,
pero el tiempo está de nuestro lado,
sólo aprovechemos nuestra oportunidad.

Hasta luego, mi amor.

Author

Apasionado de las artes y tecnología.